¿Recado a Hacienda? Burocracia alcanza su mayor peso en el gasto público en una década

Hoy es el día. A casi tres desde que el presidente de la República, Sebastián Pinera, presentara en cadena nacional el Presupuesto más austero en ocho años, el Ministerio de Hacienda dará a conocer hoy un desglose más detallado del erario, que contempla un avance de 3,2% para 2019. En esta línea, uno de los apartados que coparán los análisis entre los expertos y los parlamentarios son los gastos que destina el Fisco a su funcionamiento. En este ítem se contemplan los desembolsos en contratación de personal, y la compra de bienes y servicios de consumo y producción, entre otros. Un análisis del Centro de Estudios Financieros (CEF) de la Universidad de los Andes pone en perspectiva el incremento que ha mostrado ese ítem en el gasto total en los últimos años, lo que pone una presión adicional a Hacienda para aumentar la eficiencia del gasto en medio del plan de austeridad. Acorde a un reporte, a julio el peso de los gastos en burocracia alcanzó su nivel más alto en el Presupuesto total desde 2007, al explicar casi el 30% de los egresos del Fisco. Esto implica que $ 1 de cada $ 3 son gastados en sueldos y adquisiciones para el funcionamiento del aparato público. A julio, se han gastado US$ 10.927 millones. El año pasado dicho desembolso sumó más de US$ 18.000 millones, en circunstancias que el tamaño del erario nacional supera levemente los US$ 70.000 millones. Al séptimo mes, los egresos destinados a personal se incrementan un 4,8% respecto al mismo período del año pasado, mientras que bienes y servicios de consumo avanzan 6,8%. Entre los ministerios con mayor gasto corriente aprobado (que contempla personal, bienes y servicios, intereses, subsidios y prestaciones provisionales), Salud ha ejecutado casi un 65% de lo presupuestado al séptimo mes del año, seguido de Trabajo (59,4%), Interior (56,9%), Defensa (54,8%) y Educación (51,6%). La directora ejecutiva del CEF, Cecilia Cifuentes, señala queenvista de los datos es “necesario” que el proyecto que el Ejecutivo ingresará al Congreso incluya medidas de contención del gasto corriente. “Con los datos hasta julio, los esfuerzos no parecen suficientes, aunque hay que considerar que son pocos meses aún y que el gasto corriente registra una inercia difícil de revertir. En los 7 primeros meses el gasto en burocracia creció un 5,3% real en comparación con igual período de 2017, mientras el gasto total lo hizo a un 4,5%, por lo que sigue aumentando su importancia dentro del total”, recalca. Intereses al alza e inversión a la baja El desglose del gasto se complementa con lo destinado a subsidios y donaciones (34,8% del total), prestaciones previsionales (17,5% de los montos), inversión pública y gastos en intereses de la deuda. Respecto a estos dos últimos, han seguido caminos contrarios en el último tiempo. El gasto que provisiona el Fisco para pagar los intereses de su deuda ya representa el 4,3% del total, más de US$ 1.500 millones a julio. Esto implica la proporción más alta desde 2005. “Ese es el costo de la política fiscal expansiva y deficitaria de los años anteriores, y muestra la importancia de recuperar la disciplina fiscal. El aumento de la deuda pública lleva a que se deban destinar mayores recursos al pago de intereses”, dice Cifuentes. Mientras que la inversión pública representa el 13,7% del Presupuesto total del aparato estatal, su nivel más bajo desde por lo menos 1992: “Esto es preocupante, ya que en los últimos gobiernos hemos visto que frente a la necesidad de moderar el crecimiento del gasto, se opta por el gasto en inversión, afectando el potencial de crecimiento del país”, plantea. Es de esperar que el Presupuesto 2019, que conoceremos prontamente, contenga un mayor esfuerzo en esta línea”. Cecilia Cifuentes directora ejecutiva del CEF de la U. de los Andes US$10 mil millones se han gastado en burocracia a julio. https://conectamedia.s3.amazonaws.com/20180928_www.df.cl_papeldigital_pag14.jpg