Salarios reales de altos cargos en el Estado caen un 8,4% en los últimos cinco años

El congelamiento de los salarios de 316 autoridades del primer nivel jerárquico del Estado, que acordaron el Gobierno y el Congreso en la nueva ley de reajuste del sector público, abrió el debate respecto de la evolución que han tenido en los últimos años.Tomando como base las cifras de incremento aprobadas en las leyes de reajuste que empiezan a regir desde diciembre de cada año y la trayectoria de la inflación que se utiliza como uno de los parámetros de la discusión, entre diciembre de 2008 y el incremento aprobado ahora para los próximos 12 meses, los ingresos laborales de cargos como el de Presidente, ministros, parlamentarios, y jueces de la Corte Suprema, entre otros, han crecido 7,8% en términos reales (descontando la inflación estimada). En el mismo período, el resto del sector estatal aumentó rentas en 18,6%.El contraste en el alza de sueldos para las altas autoridades es mayor si se toman como referencia los últimos cinco años (2014-2018). Mientras en este período el índice de remuneraciones del INE registró un incremento real de 7,5%, los ingresos laborales de los altos cargos bajaron 8,4% real. En ese tiempo, el resto de los salarios del sector estatal subió 2,4%.Esto se debe a que, además de lo aprobado este año, los altos cargos han tenido otros dos congelamientos de salarios (en diciembre de 2015 y diciembre de 2016), debido también a consensos entre el Ejecutivo y el Parlamento en los proyectos de ley de reajuste.El nuevo congelamiento de sueldos aprobado por el Congreso también regirá para los ministros y el fiscal de la Corte Suprema, los subsecretarios e intendentes y algunos funcionarios del Parlamento.Impacto de la medida“Los sueldos del sector público en los niveles más bajos de calificación son mayores que los del mercado”, dice Rafael Rodríguez, fundador y presidente de Seminarium, firma de selección y reclutamiento de ejecutivos. Precisa que “en los cargos más altos del Estado pasa justamente lo contrario, lo que hace que el sector público sea menos atractivo para profesionales de mayor experiencia”.En el contexto del congelamiento que afecta a las autoridades, Rodríguez cree que “se hace poco entendible este mayor reajuste a las rentas bajas en relación a las más altas, pues aleja más a las remuneraciones del sector público en relación al mercado”. En la misma línea, Agustina Bellido, directora de la firma de recursos humanos Mercer, explica que “en los últimos tres años, los sueldos de los altos ejecutivos han subido en un promedio en torno al 5% nominal; como la inflación ha tendido a bajar, el alza para 2018 y para 2019 ha estado en torno al 4%”. Añade que “los sueldos de las altas autoridades han perdido competitividad, en un contexto en que las alzas de los cargos de altos ejecutivos de las empresas han ido subiendo a mayor velocidad”. La ejecutiva hace, además, el alcance de que, en muchos casos, pasar por un cargo de alta responsabilidad en el Estado implica un buen trampolín al momento de reinsertarse en el sector privado. Para Cecilia Cifuentes, del ESE Business School de la Universidad de los Andes, el reajuste de 0% a los altos cargos “va a ir generando un problema de desincentivo; se hace más difícil captar talentos, porque se tiene que hacer un sacrificio en términos de remuneraciones”.Uno de los autores de la indicación que permitió el congelamiento, el diputado Giorgio Jackson, discrepa y cree que altos cargos como los ministros de la Corte Suprema o del Parlamento tienen incentivos distintos a lo monetario. “El ser un juez de la Corte Suprema añade variables como el prestigio, el ejercer la autoridad, y son cosas que no tienen que ver con la remuneración que uno se lleva mensualmente, sino que son otro tipo de recompensas al cargo, igual o más poderosas que la remuneración”, dice.El ministro de la Segpres, Gonzalo Blumel, defendió la aprobación del congelamiento de las altas rentas estatales: “El Gobierno iba en esa misma dirección, la propuesta original del Ejecutivo tenía reajuste real cero, y lo que hicieron los parlamentarios, que después también fue solicitado por los parlamentarios de Chile Vamos, fue acentuar esa medida, profundizarla (…) yo creo que esto se resolvió en forma democrática y eso fue la mayoría”. Giorgio Jackson, diputado. Héctor Flores Gonzalo Blumel, ministro de la Segpres. aton Agustina Bellido, directora de Mercer. mercer https://conectamedia.s3.amazonaws.com/2018-12-14_CD3GO8Q6.jpg