Pensiones: gasto fiscal en Pilar Solidario llegaría a US$ 6.409 millones en 2050 y beneficiarios ascenderían a tres millones

lenta ha sido la tramitación del proyecto de reforma al sistema de pensiones ingresado en noviembre al Congreso. De hecho, recién este martes 8 de enero se realizará en la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados la segunda sesión formal para el debate del articulado calificado con urgencia simple por el Gobierno para su discusión.En este período, uno de los insumos generados para la discusión del proyecto es el informe que entregó el Consejo Consultivo Previsional (CCP) —instancia creada tras la reforma previsional del 2008 para analizar los efectos de cambios en el Pilar Solidario— que entrega detalles inéditos sobre el aumento de los beneficiarios y de los costos fiscales que se proyectan de aquí al año 2050 para el Pilar Solidario, en caso de que se apruebe la iniciativa del Gobierno. Una de las principales conclusiones obtenidas en el documento, con datos entregados por la Dirección de Presupuestos (Dipres), da cuenta del aporte estatal necesario para financiar el Pilar Solidario proyectado a los próximos 30 años. Así, el documento revela que el costo total de este pilar alcanzará los US$ 6.409 millones al 2050, lo que equivaldría al 0,95% del PIB. Esto contrasta con los US$ 4.296 millones (0,64% del PIB) que costaría el Pilar Solidario sin la reforma propuesta por el Gobierno (ver infografía). Al desagregar el gasto total en el Pilar Solidario por tipo de beneficio al año 2050, el 83% (US$ 5.358 millones) se destinaría a financiar el Aporte Previsional Solidario de Vejez (APSV) que, de acuerdo al proyecto del gobierno, incluye un “seguro de longevidad” para quienes opten por una pensión de retiro programado. A este factor principal se suma el mayor costo por el aumento de la Pensión Máxima con Aporte Solidario (PMAS) y el ingreso de más beneficiarios al sistema ante el envejecimiento de la población.En contraste, el gasto en Pensiones Básicas Solidarias de Vejez (PBSV) —beneficio económico mensual para las personas que no tienen derecho a pensión en ningún régimen previsional— irá cayendo proporcionalmente y representarían solo el 5% del gasto total (US$ 335 millones), versus el 34% que representa en la actualidad. “Cada vez son menos los que lleguen a 65 años sin tener una pensión contributiva, por tanto, pasa a ser cada vez más importante el número de APS versus los PBS”, explican desde la Subsecretaría de Previsión Social. El seguro de longevidad que propone el gobierno (ver recuadro) considera que, en una primera instancia, la pensión garantizada será financiada con el saldo de la cuenta individual hasta que este dinero se agote. A partir de ese momento, se pagará con cargo a las arcas fiscales. “Esto significa que el uso, en primer lugar del fondo individual, posterga el inicio del aporte fiscal, pero no lo elimina. Por lo mismo, mientras más tiempo sobreviva la persona después que se agotó su saldo, mayor será el gasto fiscal”, explica el informe.Para la vicepresidenta del CCP, Macarena Lobos, el mayor gasto proyectado por la Dipres hacia el 2050 para el Pilar Solidario, por la incorporación de nuevas coberturas, genera un riesgo, especialmente en esta modalidad de pensión garantizada. “El desembolso fiscal se difiere hasta que el pensionado haya agotado el capital de su cuenta de capitalización individual, generando una mayor presión fiscal en posteriores décadas”, afirma.La también ex subsecretaria de Hacienda durante el segundo gobierno de Michelle Bachelet cree que el financiamiento de esta propuesta y otras medidas consideradas en el actual proyecto es un punto que genera dudas desde la perspectiva de la sostenibilidad financiera. “Esta propuesta no contempla nuevas fuentes de ingresos para su financiamiento, lo que implica un riesgo relevante para las finanzas públicas”, afirma.Aumento de beneficiarios del Pilar Solidario sería más lento con la reformaEl documento elaborado por el Consejo Consultivo Previsional también muestra la evolución de los beneficiarios del Pilar Solidario hacia el 2050 con y sin reforma. Y si bien en ambos casos la cantidad de personas acogidas aumenta, lo haría con menos fuerza en el caso de aprobarse el proyecto de ley. De hecho, en caso de mantenerse el actual sistema, los beneficiarios del Pilar Solidario en 2050 llegarían a las 3,4 millones de personas. En cambio, con reforma alcanzarán poco más de 3 millones (ver infografía).La recién nominada integrante del CCP, María Cecilia Cifuentes, explica que la menor expansión de los beneficiarios tiene relación con la expectativa de que el proyecto permita fortalecer el pilar contributivo, por la vía del mayor ahorro obligatorio y los incentivos a cotizar, de tal manera que disminuya el número de jubilados que requiere apoyo solidario. “Que eso efectivamente se dé, depende en forma importante de que logremos mayores niveles de ahorro previsional dentro de los independientes. Este es un tema crucial, por las nuevas formas de trabajo de la economía digital. Se deben buscar mecanismos para que este tipo de trabajos esté afecto a las leyes sociales”, afirma.Lo mismo es ratificado por el consejero del CCP, Gonzalo Edwards. “En la medida que se cotice más, se mejoran las pensiones autofinanciadas, lo que a su vez implica que menos personas van a recibir aportes solidarios en el escenario con reforma”, dice.“Otras medidas, como el seguro de lagunas previsionales, el incentivo a postergar la edad de jubilación, redundarán en un aumento de los recursos acumulados en la cuenta de capitalización individual, generando una pensión base suficiente para no acceder a la PBS”, añade Lobos.Al desagregar el tipo de modalidad al que accederían los beneficiarios del Pilar Solidario con la reforma aprobada, la mayoría se acogería al APSV con pensión garantizada, llegando a unas 2,5 millones de personas (en torno al 80%). En contrapartida, los beneficiarios de la PBS caerían en ambos escenarios, llegando en torno a las 131 mil personas (solo el 5% del total). “Esta caída se debe a que, en el futuro, el número de persona que durante su vida activa nunca ha cotizado en el sistema de pensiones disminuirá progresivamente”, señala el informe.De mantenerse el actual sistema, los beneficiarios del Pilar Solidario llegarían a 3,4 millones de personas en 2050. https://conectamedia.s3.amazonaws.com/2019-01-06_3S3H5589.jpg