El plan de La Moneda para impulsar el crecimientoGobierno acelera inversión pública para apuntalar economía. Expertos ven efecto acotado

PAULA GALLARDO -“Agendade Aceleración Económica” fue el nombre con el que el gobierno desig-nó al programa mediante el cual se busca acelerar la eje-cución de la inversión públi-ca 2019-2020,y que tiene como objetivo apuntalar a la economía doméstica tras los magros resultados del primer trimestre (1,6%) y la débil par-tida del segundo (2,1% en el Imacec de abril).Este contexto movilizó a los ministros de Hacienda, Felipe Larraín, y de Obras Públicas, Juan Andrés Fontaine, quie-nes, recogiendo los enuncia-dos de la última cuenta públi-ca en materia de infraestruc-tura, anunciaron un “fast track” para la inversión públi-ca, através de 5 ejes que abar-can el desarrollo de obras pú-blicas tradicionales de mayor y menor envergadura, y el adelantamiento del plan de concesiones (ver pág. 5).Este plan en su conjunto tie-ne un costo de US$1.382 millo-nes y su financiamiento será vía reasignaciones desde pro-gramas o áreas del Presupues-to que estén subejecutándose. Para 2019, el ministro de Obras Públicas, Juan Andrés Fontaine, dijo que en el se-gundo semestre de este año se destinarán US$200 millones.En términos globales, seña-laron las autoridades, se con-sideran proyectos de vialidad (US$287 millones), obras por-tuarias (US$17 millones), ae-ropuertos (US$23 millones), obras hidráulicas (US$42 mi-llones) y agua potable rural (US$19 millones), con un im-pacto en el empleo de 12 mil nuevas plazas laborales.REACCIONES. La recepción de los anuncios fue mixta: posi-tiva desde la industria, con algo de escepticismo entre losexpertos. Según el presidente de la Cámara Chilena de la Construcción (CCC) Patricio Donoso, “estos anuncios rom-penesa inercia, inyectandore-cursos en la generación de pro-yectos más rápida y el compro-miso de agilizar los trámites. Si esas dos cosas se concretan, realmente se puede generar un impacto positivo”.El presidente de Copsa, Leo-nardo Daneri, también se mostró partidario: “Felicita-mos losanuncios, que confir-man que la infraestructura es causa del desarrollo y no con-secuencia, aspecto funda-mental para que los países crezcan”. No obstante, dijo que “es necesario que la per-misología deje de seruna tra-ba y un obstáculo para el de-sarrollo de la infraestructu-ra”, subrayó.Desde el área técnica, los economistas dudan de suim-pacto en el crecimiento del PIB de este año. Cecilia Ci-fuentes de la Universidad de Los Andes cree que “es una buena noticia, pero, como dice el dicho *ver para creer”. Esto es parte de la reforma del Estado y los esfuerzos son bienvenidos, pero usarlocomo una forma de mejorar expectativas me genera duda”. Es que para la economista, “si la aceleración administrativa de los trámites es fácil de ha-cer, ¿por qué nose hizo antes? Esto de apurar procesos no debería depender de la nece-sidad de agilizar a la econo-mía”. Patricio Rojas de Rojas y Asociados, coincide en que el efecto de los anuncios apun-ta, en el corto plazo, a las ex-pectativas. “El gobierno está reconociendo que se requie-re dinamizar a la economía, ha estado muy pasivo y el tema estuvo ausente en la cuentapública. Ahora, el impacto para 2019 será acotado. Si los proyectos se concretan, ese efecto se verá a fines de 2019 y principios en 2020”. Maca-rena García de LyD, matiza que “el problema de las expec-tativas del sector privado está hoy en el ambiente interno relacionado con las discusio-nes políticas y la lentitud de las reformas, y el externo, con una guerra comercial que ya cumplió un año de incerti-dumbre”. En todo caso, ad-vierte que la inversión públi-ca equivale al 2% de PIB y un 10% de la inversión total”.Ohttps://conectamedia.s3.amazonaws.com/e7406926-bfea-4f3b-a239-7f6b4faf25b7.jpg